2 de noviembre de 2015

ADN EN CONTÍNUUM (A mi pequeña nietecita Alena Isabel) Un poema de Eliéser Wilian Ojeda Montiel








El pececito rosa

Dejó su prístina hibernación irrefutable
De temporada finita.

De biológica transmutación
E inherente ajuste a su nueva índole
De progresivo desarrollo;

Crea su inefable Biografía
Con resguardo diligente
Desprovista de espinas y aguijones. 

El ADN de mi novel, dulce retoño
Llegó para barrenar en contínuum    
El espacio-tiempo de su atávica estirpe.

¿Qué trae de sus abuelos todos?
¿Qué trae de sus padres
La torcida escalinata de la “ascendencia”?:

Una conjugación de ser único irrepetible:
Inmanencia de órganos
De naturaleza prístina de alteridad.



Derechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada